Energía solar térmica

La Energía solar térmica consiste en aprovechar el calor del sol (termosolar) para producción de agua caliente para uso doméstico, tanto para producción de ACS agua caliente sanitaria, como para calefacción. Al venir de una fuente natural, tiene las ventajas de no ser contaminante, es renovable y está siempre disponible en todo el planeta. Puedes encontrar en nuestro catálogo, una amplia gama de acumuladores o interacumuladores fabricados con la última tecnología para asegurar mayor durabilidad y eficiencia del aparato.